Cómo se toma la moringa

Este ingrediente además de ser una sensación por la cantidad de beneficios que ofrece al cuerpo y al organismo, te permite consumirlo de diversas formas para que de este modo, puedas incluir en tu día a día una pequeña dosis de moringa que sin duda alguna te ayudará a estar mejor por dentro y por fuera, por eso creamos este articulo para ti sobre cómo se toma la moringa y que debe de tener en cuenta.

Descubre 6 formas de consumir la moringa

Aunque probablemente suene obvio y puede que ya sepas cómo se toma la moringa, aquí descubrirás 6 formas sobre cómo se toma la moringa; antes que nada es importante destacar que de este árbol se pueden usar las hojas, las flores, las semillas, raíces, frutos, en definitiva, todo; solo debes escoger la que más te guste o se adapte a tus rutinas de alimentación y cuidado. Entonces, empecemos por conocer las formas más comunes de preparar y tomar la moringa.

1. A través de Semillas

Una forma muy natural de consumir la moringa es a través de sus semillas, estas por su parte pueden ser usadas como suplemento alimenticio dados sus altos niveles de nutrientes pero, también son usadas para tratar problemas circulatorios.

De las semillas de moringa se usa principalmente el aceite donde encuentras una variedad de omegas 3, 6 y 9 súper provechosos para cuidar la piel y el cabello.

Podrás disfrutar de los beneficios de la moringa a través de las semillas si las consumes crudas, cocidas, con cáscara o sin cáscara; incluso, puedes consumirlas tostadas y acompañarlas con agua o incorporarlas en tus alimentos favoritos.

2. Tomar moringa en Cápsulas

Tomar por lo menos unas cápsulas de moringa 2 o máximo 3 veces al día antes de cada comida, te ayudará a tratar esos problemas del organismo que deseas aliviar. La razón por la que se recomienda tomar estas cápsulas antes de las comidas es para que puedas recibir los nutrientes de este ingrediente antes de consumir tus alimentos.

3. Moringa en Polvo

El polvo de moringa es una de las formas de consumo más común de este ingrediente, se logra obtener el polvo una vez se trituran por completo las hojas; para consumirlo sólo necesitas de media a una cucharadita y agregarla a algunos alimentos, incluso preparar un té verde; de esta forma podrás disfrutar de todos los beneficios de este ingrediente.

El polvo de moringa puedes consumirlo todos los días sea en jugos, batidos, ensaladas, comidas o hasta acompañando tu cereal de las mañanas con una pequeña cucharada para que el sabor no te impida continuar con su consumo. Es importante que tengas en cuenta que el sabor de la moringa en polvo es un tanto fuerte por lo que debes empezar a consumirla en cantidades mínimas para no tener que suspender su consumo.

4. Aceite de Moringa

El aceite de moringa puede usarse de diversas formas; una de las primeras razones es que en el aceite puedes encontrar la variedad de omegas que le aportan un sin número de beneficios al organismo, de esta forma puedes ingerir el aceite a través de deliciosas ensaladas dentro de tus preparaciones culinarias.

Otra de las formas es que se usa para cuidar la piel y el cabello aportando excelentes resultados, te permitirá tener una piel y un cabello saludable y hermoso.

5. Hojas de la Moringa

Dados sus niveles nutricionales y medicinales, las hojas son una de las formas más frecuentes para el consumo, puedes ingerirlas sea secas, frescas o molida.

Las hojas secas son la forma de consumo más ideal pues dado su estado, sus propiedades se encuentran mucho más concentradas y por tanto su sabor y aroma serán tan agradable como lo esperas.

Puedes prepararlas en una infusión o agregarlas a sopas, ensaladas y otras preparaciones donde consideres oportuno agregar las hojas secas.

Por su parte las hojas frescas son aquellas que puedes arrancar directo del árbol y ser consumidas; es importante saber que con este ingrediente puedes preparar otros alimentos, pues funcionará muy bien como especia o mezclada con harinas.

6. En forma de Té

Esta es una de las preparaciones que puedes lograr con algunas de las presentaciones de la moringa, ya sea con sus hojas o en polvo; para saber cómo se toma la moringa en este caso, lo único que debes hacer es agregar un poco de agua caliente a un recipiente, echar la cantidad suficiente de polvo y preparar un delicioso té que puedes agregar a tu día a día.

Lo más importante que debes hacer antes de preguntarte para qué sirve la moringa y cómo se toma, es conocer las diferentes precauciones que debes tener en cuenta al momento de buscar la forma correcta de consumir este ingrediente, esto te ayudará a evitar algunas molestias mientras consumes moringa. Ahora que conoces algunas de las formas para tomar moringa, es momento de empezar con tus preparaciones para atender las necesidades del cuerpo y el organismo.

Para que sirve la moringa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×